Insight

Ángulo de desmoldeo

Your masterclass in product design and development

 

Serie de vídeos Insight de Protolabs

Los vídeos de la serie Insight de Protolabs le serán de gran ayuda para conocer todos los secretos de la fabricación digital.

Regularmente publicaremos un nuevo vídeo con información detallada sobre cómo diseñar mejores piezas. En ellos trataremos temas específicos, como la elección del material adecuado para la impresión 3D, la optimización del diseño para el mecanizado CNC y los acabados de superficie de las piezas moldeadas.

Así que únase a nosotros y no se lo pierda.

 

Insight: Ángulo de desmoldeo


20.03.20

Hola, bienvenido al vídeo de Insight de esta semana.

 

Hoy vamos a hablar del ángulo de desmoldeo.

En el mundo del moldeo por inyección de plástico, el ángulo de desmoldeo es esencialmente la conicidad aplicada a las caras de las piezas. Es una parte vital del diseño, ya que, de no existir dicho ángulo, las piezas corren el riesgo de tener un acabado estético deficiente, de deformarse por las tensiones del molde y de no poderse extraer correctamente del molde. Problemas que conviene evitar, ciertamente.

Pensando en esto, aquí van algunos consejos para hacer que el ángulo de desmoldeo cumpla bien su cometido.

Primero, incorpora el ángulo de desmoldeo en la fase inicial del diseño. Es fácil olvidarse de crear el ángulo de desmoldeo al principio cuando se está creando el prototipo con piezas impresas en 3D o mecanizadas por CNC, porque esos procesos no requieren ningún ángulo. Pero al final si tienes previsto usar el moldeo por inyección, puedes chocar de repente contra una pared. En ese momento te das cuenta de que tienes que hacer el ángulo de desmoldeo, pero se suponía que tu diseño ya estaba acabado. Así que tienes que volver a crear prototipos...

Una verdadera pesadilla.

Desde el inicio del proceso hasta la producción final, diseña siempre pensando en las necesidades futuras, no solo en las actuales. No te centres exclusivamente en la impresión y el mecanizado, invirtiendo tiempo y dinero en un diseño que sencillamente no va a funcionar cuando tenga que ser moldeado.

Otra cosa que debes recordar durante todo el proceso de diseño es el acabado de superficie que quieres.

El motivo es que una superficie muy texturizada puede acabar bloqueando la pieza en el molde. Tener un ángulo de desmoldeo contribuye a evitar esto. Este ángulo permite que la pieza se mueva sin que la textura se enganche en la superficie del molde, pero cuanta más textura tenga el acabado de una pieza, mayor deberá ser el ángulo de desmoldeo.

Y este solo es uno de los muchos factores que debes tener en cuenta al decidir el ángulo de desmoldeo que necesitas. A veces la decisión puede ser un poco difícil, ya que no hay un único ángulo de desmoldeo que funcione para todo tipo de geometrías, materiales, espesores de pared, etc. Afortunadamente, hay algunas normas sencillas que puedes seguir para mantener el ángulo de desmoldeo correcto. La más importante es que, al diseñar una pieza, conviene aplicar el máximo ángulo de desmoldeo posible.

Normalmente, una norma útil suele ser aplicar 1 grado de ángulo de desmoldeo por cada pulgada de profundidad de la cavidad, pero esto puede variar en función de todos los factores que acabo de mencionar.

Si tienes un cierre o un acabado de textura fina, el ángulo debería ser de unos tres grados, y si es de textura densa, será de unos cinco.

En aquellas piezas en las que el ángulo de desmoldeo pueda afectar negativamente al rendimiento —por ejemplo, si necesitas una cara vertical—, siempre vale la pena incluir algo de ángulo. Aunque solo sea la mitad o un cuarto de grado, siempre será mejor que nada. En una situación así, lo mejor es hablarlo con el fabricante antes de dar por acabado el diseño. Te podrá aconsejar sobre materiales, texturas, etc.

Otra área en la que puede ser difícil añadir ángulo de desmoldeo es en las cajas. Si no lo aplicas correctamente, puedes acabar creando nervaduras profundas en el molde que hacen que todo, desde la expulsión hasta el acabado, sea mucho más difícil de lo que debería ser.

En lugar de hacer eso, contempla la posibilidad de usar el método núcleo-cavidad para el diseño. Esto abre la cavidad del molde y el núcleo para el pulido, acelera la velocidad de fabricación y, en general, facilita el proceso de moldeo.

Añadir un ángulo de desmoldeo a una caja puede causar problemas si no se aplica correctamente. Al aplicar el ángulo de desmoldeo a las paredes interiores y exteriores, diséñalas paralelas entre sí para evitar nervaduras profundas en el molde que dificulten la ventilación, la expulsión, el acabado del molde y la fabricación. Contempla la posibilidad de usar un método de núcleo-cavidad para el diseño, ya que esto abre la cavidad y el núcleo del molde para el pulido, acelera la velocidad de fabricación y, en general, facilita el proceso de moldeo.

El último consejo de hoy es uno de los más fáciles de aplicar, porque suele ser gratis. Tu proveedor debería ofrecer gratuitamente un análisis de fabricabilidad del diseño (o DFM) para modelos CAD 3D. Debería darte mucha información, como por ejemplo detectar aquellas áreas del diseño que necesiten ángulo de desmoldeo.

Es un buen control de calidad, y aconsejo a todo el mundo que le saque partido.
Esto ha sido todo por hoy. Espero que te haya parecido interesante.

¡Hasta el próximo viernes

 

With special thanks to Natalie Constable.

 

Otros vídeos >

Suscríbase a Insight

Suscríbase ya y no se pierda ningún vídeo de la serie Insight de Protolabs.
Suscríbase a Insight

Contenido relacionado