Japet Medical Devices

Protolabs ayuda a una empresa emergente francesa a terminar un exoesqueleto que combate el dolor lumbar.

Creador:    Japet Medical Devices
Producto:  Atlas - exoesqueleto para la rehabilitación
Industria:  Médica y salud 
Servicio:    Moldeo por inyección

Japet Medical Devices, empresa emergente francesa que se especializa en robótica aplicada a la medicina, nació en 2016 de la mano de Antoine Noël y Damien Bratic, recién licenciados en la Universidad Central de Lille. La empresa, con sede en el parque Eurasanté de Lille, está preparándose para presentar Atlas, el primer exoesqueleto para rehabilitación funcional diseñado para aliviar el dolor lumbar.

Atlas, que viene respaldado por 4 años de I+D, es una auténtica revolución en el mundo de la medicina. Este exoesqueleto formado por dos correas separadas por micromotores tiene una doble función: aplicar tracción a la columna vertebral para aliviar el dolor y, a continuación, facilitar los movimientos del paciente para fortalecer sus músculos —ya liberados del dolor— a través del ejercicio físico. Al permitir que el paciente reanude un ejercicio regular, estimulado por una divertida interfaz de entrenamiento, Atlas rompe el círculo vicioso "dolor – inactividad – pérdida de masa muscular" provocado por el dolor lumbar y se ajusta a la perfección a los nuevos tratamientos recomendados por los médicos.

Además, Atlas ha contado con el apoyo de la mayor infraestructura hospitalaria de Europa, el Hospital Universitario Regional de Lille, que ha asistido a Japet Medical Devices tanto en la fase de desarrollo como en los ensayos clínicos.

En résumé

Reto

Japet Medical Devices se prepara para lanzar Atlas, el primer exoesqueleto de rehabilitación funcional. Necesitan producir las piezas de soporte y la caja de encapsulación en un material de buena calidad y con las tolerancias de la producción en serie, todo ello en menos de un mes. 

Solución

La eficiencia del software ProtoQuote y el análisis de factibilidad (DFM) permitieron eliminar cualquier defecto antes de la inyección.

Resultado

En sólo 2 semanas, Protolabs fabricó no menos de 10 moldes, inyectó y entregó piezas de poliamida y silicona, a un costo menor que otros proveedores.

"Los equipos de Protolabs nos proporcionaron un excelente asesoramiento y siempre estuvieron dispuestos a responder a nuestras preguntas."
Soporte lumbar
El exoesqueleto Atlas consiste en dos correas separadas por micromotores. Aplica tracción a la columna vertebral para aliviar el dolor y permitir que el paciente haga ejercicio.

Los caminos de esta empresa emergente y de Protolabs se cruzaron en la fase de aprobación del concepto definitivo y de fabricación. El objetivo era producir las piezas de soporte (situadas entre los micromotores y la correa), así como una cápsula para los circuitos impresos y la batería, con material de buena calidad y las tolerancias necesarias para la producción en serie... y todo ello en menos de un mes. Lo que convenció a Salim Benabdallah, ingeniero encargado del diseño para fabricación, fue la excelente capacidad de respuesta de Protolabs. En solo 2 semanas, Protolabs fabricó nada menos que 10 moldes, realizó la inyección y entregó las piezas de poliamida y silicona por un coste inferior al de los demás proveedores consultados (que, según nos dijeron, hubieran tardado entre 4 y 8 semanas en realizar la entrega).

De hecho, si todo avanzó con tal rapidez, fue también gracias a la asistencia técnica ofrecida por Protolabs. "Conocíamos los principios básicos de la inyección de plásticos, pero Protolabs nos ayudó a analizar nuestras piezas en mayor profundidad. Nos orientaron perfectamente, de modo que pudimos eliminar todos los defectos que podrían haber aparecido durante el desmoldeo y controlar las tolerancias de las piezas. Este último punto es especialmente importante en un proyecto multidisciplinar como el nuestro, que combina elementos electrónicos, textiles y plásticos", explicó Salim Benabdallah. Gracias a su asesoramiento y a la eficiencia del software de Protolabs, la fabricación de los moldes fue muy rápida y no sufrió ninguna alteración.

Exoesqueleto para aliviar el dolor lumbar
Protolabs inyectó las partes de soporte del exoesqueleto, situadas entre los micromotores y la caja de encapsulación.

Salim Benabdallah y Damien Bratic también destacaron la calidad de las conversaciones que mantuvieron con sus diversos contactos en Protolabs. Demostraron disponibilidad, así como capacidad de escucha y de reacción durante todo el proyecto.

Sin embargo, la historia no termina aquí, ya que Protolabs va a producir también las primeras series. "Los costes y los plazos se adaptan a nuestros objetivos y la capacidad de producción de Protolabs es compatible con nuestros volúmenes", afirma Damien Bratic.

Por su parte, Protolabs se enorgullece de haber contribuido al éxito de este equipo prometedor de jóvenes (la media de edad del equipo de Japet Medical Devices es de 27 años) que muestran verdadera pasión por su misión. Protolabs está seguro de que Atlas logrará el éxito que merece.

Acerca de Japet Medical Devices

La misión de Japet Medical Devices es utilizar la robótica para desarrollar soluciones que aceleren la recuperación o rehabilitación del cuerpo humano.

Su tecnología patentada ha sido desarrollada por un equipo multidisciplinar de neurocirujanos, especialistas en rehabilitación, ingenieros y diseñadores. Posee el potencial de revolucionar el modo en que nuestro cuerpo de recupera de problemas musculoesqueléticos y, por tanto, no cabe duda de que marcará una gran diferencia en la vida de muchas personas.

Su primer producto, Atlas, va dirigido al dolor lumbar, que afecta a más del 80 % de la población en algún momento de su vida. Se utiliza en las sesiones diarias de ejercicio en hospitales, centros de rehabilitación, clínicas de fisioterapia o centros de salud, en el contexto de una rehabilitación funcional controlada por un profesional especializado.

Orienta a los pacientes durante los ejercicios y evalúa su rendimiento durante todo el tratamiento, utilizando una divertida interfaz que incluye «juegos serios» progresivos para mejorar la flexibilidad, el equilibrio, la postura y la propiocepción.

Su calidad de vida mejora rápida y eficazmente, sin necesidad de medicación.