PROTOLABS 3D PRINTING PROVIDES CONFIDENCE TO OIL & GAS AND ENERGY INDUSTRIES WITH FIRST-TO-MARKET DNV CERTIFICATION

martes, 18 de mayo de 2021 Protolabs

PROTOLABS 3D PRINTING PROVIDES CONFIDENCE TO OIL & GAS AND ENERGY INDUSTRIES WITH FIRST-TO-MARKET DNV CERTIFICATION

La confianza es clave para el sector del petróleo y gas, así como para el sector energético en general. Es por eso que el anuncio de la certificación DE DNV de nuestro servicio de fabricación aditiva de metales proporcionará garantías importantes en cuanto al rendimiento de las piezas y la seguridad de los equipos para las condiciones exigentes del sector.

Como fabricante digital líder del mundo, hemos trabajado en estrecha colaboración con DNV para obtener la certificación «Calificación de fabricante». Estamos entre los primeros fabricantes de la región de EMEA en conseguir esta certificación y somos el primer fabricante certificado que utiliza la tecnología de fusión de lecho de polvo en nuestro proceso aditivo, idónea para conseguir una alta resolución y precisión geométrica.

Nos lo cuenta Daniel Cohn, director general y responsable de 3DP para Protolabs en la región EMEA:«La confianza es, sin duda, una necesidad imperiosa para el sector del petróleo y gas, así como para el sector energético en general. Pero ahora, gracias al trabajo realizado bajo la supervisión de DNV —la compañía especializada en gestión de riesgos y control de calidad del sector—, podemos ofrecer garantías. Las auditorías de nuestras instalaciones y procesos de fabricación demuestran que cumplimos las exigencias generales del sector del petróleo y gas, por lo que ahora podemos seguir avanzando con un mayor respaldo del sector en su conjunto».

La certificación se aplica a nuestra tecnología de sinterizado directo por láser de metales (DMLS) y, en concreto, a la superaleación Inconel 718: una aleación de níquel y cromo de gran dureza y resistente a la corrosión. Gracias a la combinación de las propiedades excepcionales del material con nuestros conocimientos de DMLS, podemos producir rápidamente geometrías complejas para piezas expuestas a los entornos hostiles típicos del sector.

Conseguir la certificación es un proceso de evaluación técnica de una serie de ensayos dentro de la maquinaria en combinación con el material, los distintos componentes y el sistema en su conjunto. La certificación independiente proporciona una prueba fiable de que los ensayos satisfacen el estricto estándar de cualificación establecido por DNV.

Nos lo explica el Dr. Sastry Kandukuri, especialista sénior en materiales de la unidad de negocio de sistemas de energía de DNV: «Estoy encantado de que nuestro Centro global de excelencia de tecnología de fabricación aditiva (AM) ayudara a Protolabs a alcanzar este hito: convertirnos en el primer fabricante certificado que usa la tecnología de fusión de lecho de polvo en su proceso aditivo. Esperamos que nuestra relación con Protolabs continúe para proporcionar garantías y confianza en los productos de fabricación aditiva conforme aumente su uso en los sectores del petróleo y gas y energético».

La certificación de nuestro proceso DMLS y de la superaleación Inconel 718 proporciona un nuevo nivel de seguridad, pero también ofrecemos una serie de materiales y tecnologías apropiadas para los sectores del petróleo y gas, marítimo y en alta mar, así como para el sector energético en general.

Cohn añade: «Ofrecemos una serie de metales y plásticos para la fabricación aditiva, adecuados a las necesidades específicas de cada proyecto. Vemos las posibilidades naturales en el sector de Inconel 718, pero también, en un intervalo de temperatura menos extremo, las del acero inoxidable 316L. También vemos las posibilidades de los polímeros funcionales en aplicaciones donde las condiciones no son tan extremas. La certificación de DNV se aplica a nuestro Inconel 718, pero es también una prueba de nuestro proceso de calidad, y esperamos que esa confianza se extienda a toda nuestra cartera de productos».

Cohn prevé que la respuesta inicial a la certificación será adoptar la fabricación aditiva de piezas de repuesto allí donde ya no se disponga de los moldes originales. «Creo que el sector recurrirá a las tecnologías aditivas para reemplazar lo que antes se fabricaba mediante fundición, pero también vemos posibilidades de diseño para aumentar la eficacia y crear diseños más robustos de piezas como bombas, válvulas, componentes para turbinas o sensores. Además, la certificación garantiza que los clientes puedan usar la alternativa de la fabricación aditiva para conseguir los objetivos de la descarbonización.

«La fabricación aditiva podrá crecer aún más si se confía en la tecnologías, en los materiales, en los procesos y en las propias empresas de fabricación».

Como parte de nuestro esfuerzo de ofrecer piezas impresas en 3D aún más rápidamente con una cartera creciente de materiales y servicios, hemos creado una nueva planta de fabricación de 5000 metros cuadrados en Putzbrunn, Alemania, que ofrecerá a los clientes mayor acceso a nuestros procesos de fabricación y sistemas de calidad automatizados. La inversión de 13,5 millones de euros aumentará nuestra capacidad de impresión 3D en un 50 % para satisfacer la creciente demanda de esta tecnología.

Cohn concluye: «Somos el fabricante digital más rápido del mundo capaz de proporcionar las garantías necesarias, pero uno de nuestros principales objetivos es producir las piezas aún más rápido con una cartera aún mayor de servicios para nuestros clientes. Cuando un diseño final entra en una plataforma de pedidos online, pasa primero por una rápida comprobación de viabilidad realizada por el equipo de expertos en diseño antes de imprimirlo. La certificación de DNV nos brinda la confianza necesaria y la nueva instalación nos proporciona la capacidad que necesitamos para entregar aún más proyectos en solo un día».

Para obtener más información, visita nuestra página del sector energético.