El ganador del premio Protolabs Cool Idea, Sleeping Beauty, ofrece una tecnología de geolocalización tranquilizadora de bajo consumo.

Sleeping Beauty dispositivo de seguridad

Germania

Sleeping Beauty, un dispositivo de seguridad compacto para rastrear bienes valiosos, es el último galardonado con el premio Cool Idea de Protolabs, una concesión de servicios otorgada a empresas innovadoras por el fabricante de entrega rápida Protolabs, Ltd. (NYSE: PRLB). El premio va a ayudar a esta empresa alemana a dar el salto a la fase de producción de Sleeping Beauty, facilitando su salida al mercado mucho antes de lo esperado.

Los diseñadores de producto de Sleeping Beauty se dirigieron a los servicios de mecanizado CNC de Protolabs para crear el prototipo y validar el diseño de su carcasa de plástico. Con el premio Cool Idea han pasado a una producción a pequeña escala con moldeo rápido por inyección.

Jakob Lipps, cofundador de Sleeping Beauty, destacó las múltiples ventajas de este premio: «Además del aspecto económico del premio Cool Idea, la información sobre fabricabilidad del diseño que proporciona Protolabs nos ayudó a mejorar nuestro diseño inicial de cara a la producción. Trabajar con un único fabricante permite pasar sin problemas de los prototipos mecanizados a las piezas de producción moldeadas.»

Cool Idea

"En un mercado saturado de artilugios complejos, Sleeping Beauty es una solución elegante para muchos problemas habituales", afirma Larry Lukis, fundador de Protolabs. "Su diseño simple e intuitivo es ideal para triunfar en el mercado de consumo. Estamos encantados de poder ayudar a que este producto alcance la fase de producción."

Sleeping Beauty utiliza las tecnologías de rastreo GSM y GPS para localizar la ubicación de un objeto en cualquier lugar del mundo bajo cobertura de red celular. Aunque la tecnología de geolocalización no es nueva, combinarla con un bajo consumo al alcance del público en general es un gran avance, ya que este tipo de productos se reservaba normalmente para usos especializados. Cuando el dispositivo está parado, permanece en un estado latente para ahorrar energía. Al detectar movimiento, Sleeping Beauty se activa y envía datos de su ubicación al propietario mediante notificaciones push dirigidas a una aplicación del smartphone. Esta capacidad exclusiva de latencia permite al dispositivo funcionar hasta un año entero con una sola carga.

Sleeping Beauty puede utilizarse para monitorizar automóviles u otros bienes almacenados, proteger el hogar de intrusos, rastrear contenedores de envío hasta su destino, entre otras muchas posibles aplicaciones.

"En un mercado saturado de artilugios complejos, Sleeping Beauty es una solución elegante para muchos problemas habituales."